En esta página os escribiré cómo creo que se desarrolla nuestra pésima forma de comer basándome en la historia de las disitintas civilizaciones y las migraciones.

No voy a imponer cátedra, no me interesa, prefiero explicaros el por qué de las cosas y, al comprenderlas, que os sea mucho más fácil mantener una manera de comer, no estoy hablando de régimen.

Yo, como enfermo grave, lo he comprendido, lo he entendido, estudiado y asimilado, ello me supuesto una gran mejoría, he pasado de ser un cero absoluto a un simple cero.

 Esta página contiene:

¿Qué comemos hoy?

INSISTO

¡¿SABES LO QUE COMES?!

CONFESIÓN DE UN CARDIÓLOGO

VOLVEMOS A LOS PRINCIPIOS

SAQUEMOS CONCLUSIONES

OTRAS MANERAS DE COMER

¿COMER O NO COMER? CEREALES, HE AHÍ LA CUESTIÓN

LOS PRODUCTOS ECOLÓGICOS Y ALIMENTACIÓN ESPECIAL

¿Qué comemos hoy?

Voy a insistiros en lo que se debe comer y en lo que no, vosotros elegiréis en función de vustras necesidades, yo no soy culpable de nada.

 

LA CREACIÓN

 

Y Dios pobló la tierra con espinacas, coliflores, brócolis 

y todo tipo de vegetales 

para que el Hombre y la Mujer pudieran alimentarse  

y llevar una vida sana. Y Satanás creó McDonald's, 

y MacDonald's creó el Big Mac.

Y Satanás dijo al Hombre: 

'¿Lo quieres con patatas y Coca Cola?'.

Y el Hombre dijo: 

'Sí y en tamaño grande'.

Y el Hombre engordó.

Y Dios dijo: 

'Haya yogurt para que la Mujer conserve la silueta 

que he creado con la costilla del Hombre'.

Y Satanás creó el chocolate.

Y la Mujer dijo:  

'Con almendras'.

Y la Mujer engordó.

Y Dios creó las ensaladas y el aceite de oliva.

Y vio que estaba bien.

Y Satanás hizo el helado.

Y la Mujer dijo: 

'De nata y fresa'.

Y la Mujer engordó.

Y Dios dijo: 

'Mirad que les he dado frutas en abundancia, 

que les servirán de alimento'.

Y Satanás inventó los huevos con chorizo.

Y el Hombre dijo: 

'Y con Panceta'.

Y el Hombre engordó y su colesterol malo se fue por las nubes.

Y creó Dios las zapatillas deportivas 

y el Hombre decidió correr para perder los kilos de más.

Y Satanás concibió la televisión por satélite 

y agregó el mando a distancia 

para que el Hombre no tuviese que cambiar de canal 

con el sudor de su frente.

Y el Hombre dijo: 

'Y quiero una cervecita'.

Y el Hombre aumentó de peso.

Y Satanás dijo a la Mujer: 

'Son apetecibles a la vista del Hombre unos aperitivos'.

Y la Mujer le acercó al Hombre patatitas fritas, palitos salados,

cortezas, más chorizo y otra cerveza.

Y el Hombre, 

aferrado al mando a distancia, 

comió los aperitivos, 

que eran abundantes en colesterol.

Y vio Satanás que estaba bien.

Y el Hombre llegó a tener las coronarias obstruidas.

Y dijo Dios: 

'No es bueno que el Hombre tenga un infarto'.

Y , entonces , creó el cateterismo y la cirugía cardio-vascular  

y las unidades coronarias.

Y Satanás creó...LA SEGURIDAD SOCIAL.

Y, ya cansado, dijo Dios:

¡¡ ANDA Y QUE OS DEN POR CULO A TODOS !!

Y creó a los politicos

                                        Y en eso andamos.......

 

INSISTO

         Como parte de la documentación que obra en mi poder os anticipo algunas de las cosas que os voy predicando cada día bien sea a una, bien a otra. No soy academicista, me encanta saltarme los protocolos y la manera de investigar, tanto a nivel práctico como a nivel teórico. Elijo un camino y hasta donde llegue, unas veces lejos y con resultados positivos y otras no tan lejos y sin resultados.

         Pero hoy voy a actuar con un poco de prudencia debido a vuestra reticencia y enfermedades,  he elegido dos estudios totalmente diferentes, uno es de reumatología y el otro de psiquiatría, sin embargo los dos llegan a la misma conclusión que yo, la que os vengo pregonando desde hace tiempo y, la pregunta, como siempre ¿es esto de médicos? No siempre, en este campo deben opinar muchos profesionales: microbiología, bioquímica, física, yo que soy el primero que da de comer y hasta la fitoterapia.

         Empiezo:

Es la artritis reumatoide una enfermedad que comienza en el intestino? Un estudio piloto comparando una dieta elemental con prednisolona oral.

Ensayo controlado aleatorio

Podas T, et al. Posgrado Med J. 2007.

Thrasyvoulos Podas, Jeremy MD Nightingale, Roger Oldham, S Roy, Nicholas J Sheehan, y John F Mayberry

OBJETIVOS: Este estudio piloto destinado a determinar si una dieta elemental podría utilizarse para tratar a los pacientes con artritis reumatoide activa y comparar su efecto con el de prednisolona oral.

MÉTODOS: Treinta pacientes con artritis reumatoide activa se asignaron al azar a 2 semanas de tratamiento con una dieta elemental (n = 21) u oral prednisolona 15 mg / día (n = 9). Las evaluaciones de la duración de la rigidez por la mañana temprano (EMS), dolor en un 10 cm escala analógica visual (EAV), el índice de Ritchie articular (RAI), la puntuación de articulaciones inflamadas, el Cuestionario de Evaluación de la Salud de Stanford, paciente mundial y evaluación del médico, el peso corporal, Velocidad de sedimentación globular (VSG), proteína C-reactiva (PCR) y la hemoglobina, se realizaron a los 0, 2, 4 y 6 semanas.

RESULTADOS: Todos los parámetros clínicos mejoraron en ambos grupos (p <0,05), excepto la puntuación de articulaciones inflamadas en el grupo de dieta elemental. Una mejora de 20% mayor que en el EMS, VAS y la RAI ocurrió en 72% del grupo de dieta elemental y 78% del grupo de prednisolona. VSG, PCR y hemoglobina mejoraron sólo en el grupo de esteroides (p <0,05).

CONCLUSIONES: una dieta elemental durante 2 semanas resultó en una mejoría clínica en pacientes con artritis reumatoide activa, y fue tan eficaz como un curso de prednisolona oral de 15 mg al día en la mejora de los parámetros clínicos subjetivos. Este estudio apoya el concepto de que la artritis reumatoide puede ser una reacción a un antígeno (s) de alimentos y que el proceso de la enfermedad comienza en el intestino.

Continúo, aquí he realizado un resumen ya que el artículo es larguísimo:

DEPRESION…un trastorno Emocional Lic. Carlos Cilento Pintos

         ¿Ha sido Diagnosticado con Depresión? ¿ha realizado tratamientos farmacológicos y Psicológicos y los problemas persisten? ¿Le han dicho que el origen de su problema es de carácter emocional? pues usted puede estar afectado por una alteración Neurometabólica que le genera toda la sintomatología de los cuadros de Ansiedad, Estrés, Depresión y hasta en algunos caso Bipolaridad.

         Las diferentes escuelas psiquiátricas han propuesto varios tratamientos para la depresión: la biopsiquiatría, a través de un enfoque farmacológico, avalado por los éxitos de las últimas generaciones de antidepresivos (abanderados por la fluoxetina, la "píldora de la felicidad" del siglo XX), la escuela psicoanalítica a través de procedimientos psicodinámicos, o la terapia cognitivo-conductual, a través de propuestas conductuales y cognitivas.

Los fármacos se presentan como un verdadero aliado en el trabajo con la Depresión, así como también otros problemas considerados psicológicos (Ansiedad, delirios, alucinaciones), pero a la larga, los efectos secundarios de los fármacos cobran su cuota...dependencia, resistencia, afecciones gastrointestinales, taquicardias, bradicardias, insomnio, etc.  Dejando en claro que los fármacos “No atacan la base del problema…sino solo el síntoma”… a lo sumo…se han producido adaptaciones y adecuaciones que le permiten al sujeto, “un vivir más adaptado a su problema”.

Las investigaciones en el campo de los trastornos severos de la Infancia, están dando cuenta de la existencia de factores neurometabólicos en la base de estos trastornos severos, producto de una serie de acontecimientos que desestabilizan la forma en la cual el organismo procesa los nutrientes que ingresan al organismo para transformarlos en elementos energéticos que permitirán el buen funcionamiento del mismo. Y en esta alteración, la afección llega a los procesos cerebrales, más concretamente a los procesos Sinápticos.

Este descubrimiento, implica una conexión directa entre el intestino y el cerebro y una trascendencia fundamental de los procesos nutricionales.

¿Cuál es la novedad?  Que la Depresión, la Ansiedad, incluso me atrevo a decir que la Bulimia y la Anorexia,  puede tener como base Alteraciones de las funciones Intestinales y que los síntomas, pueden tener una relación directa con el tipo de alimentación que tiene el sujeto.

¿Se trata entonces de hacer una Dieta? No solo eso...la afección intestinal debe ser tratada….los alimentos que no pueden ser procesados, deben ser desterrados de la Dieta durante el tratamiento y hay que recomponer la estructura intestinal.

¿Cómo saber si mi problema de Depresión o Ansiedad (incluyo aquí a la bipolaridad) puede estar relacionado con esta afección intestinal?

Síntomas Fisiológicos

Fatiga / Malestar general / Dolores de cabeza / Distensión abdominal / Diarreas y/o estreñimiento / Indigestión / Ardor estomacal / Deseo de comer carhohidratos (dulces, pasta, pan, etc) / Mareo / Sensación de resaca por las mañanas / Halitosis (mal aliento) / Dolor de articulaciones y músculos / Molestias vaginales (picores, irritación, heridas etc) / Retención de líquidos / Infecciones crónicas / Alergias / Picor anal / Afonía / Congestión nasal / Ahogo / Problemas de uñas / Molestias oculares y de oídos / Alteraciones sensoperceptivas:

Puede aparecer desde alta tolerancia al dolor, sentir o percibir cosas, lo que normalmente se conocen como alucinaciones o algo así como soñar estando despierto, o también una alteración en la percepción de la propia imagen (verse feo, gordo, flaco).

  1. DEBE QUTARSE DE SU DIETA
  2. * HARINA DE TRIGO Y TODOS SUS DERIVADOS
  3. * LECHE Y TODOS SUS DERIVADOS
  4. * Azucares: TODOS...incluida la Miel Comprada
  5.    No caramelos, No chocolates, etc.
  6. * ALIMENTOS ENVASADOS, CON CONSERVANTES Y COLORANTES
  7.    No Tetra Pack, No gaseosas (Refrescos), No Jugos envasados
  8.    TODO NATURAL, NADA ENVASADO.

         Como veis lo esencial sigue siendo la dieta y lo que no comer, aunque disiento en algunas cosas. Si lo dicen los médicos quizás haréis caso. Lo curioso es que después de tantos años ningún médico haya dicho nada al respecto, sencillamente te envían al principio del artículo para saber si estás loca o no. Es una manera muy elegante de quitarse el problema de encima.

3 de Octubre de 2015; Eduardo Casasnovas Susanna.

 

¡¿SABES LO QUE COMES?!

        Creo que no. Tenemos excesiva información y mal distribuida. Hoy no se cree al que bien informa, sino al que informa y tiene éxito, sabe vender sus productos o quizás otros productos que le pagan por la publicidad.

         Eso se llama éxito ¿es ético? por supuesto que no pero hoy la ética ¿qué es? nada, menos que nada, hoy el éxito es el dinero basándonos en el éxito americano de ver las cosas. Ahora recuerdo al dentista huido por matar a un león con un arco. Nadie de las cientos de miles de personas que fueron sus pacientes entendió cómo era ese hombre en la realidad.

         Hemos llegado al punto de identificarnos con ciertas posturas, apoyarlas, desde el sillón de casa, y luego continuar el día a día olvidándonos de lo que apoyamos. Sólo se tiene claro ese concepto en dos cosas de la vida: en el futbol que eres capaz de matar por tu equipo, y no es ninguna exageración, y en la política en la que fusilarías a un montón de gente por no pensar como tú.

         Y ¿qué haces tú por tu comida? ¿Nada, casi nada, un poco? y ¿por la comida de tus hijos? ¿algo menos que nada? Comer bien es una de las partes más importantes de los momentos diarios y para ello es importante realizar una serie de actos, empecemos a describirlos.

1º ¿Qué voy a preparar de comida? Cualquier cosa; mal hecho. Se debe preparar algo que no lo comas todos los días, si ayer preparaste carne no prepares un pollo asado por bueno que te salga y les guste a los tuyos. Cambia a legumbre, sin carne, a pescado con verduras o un gazpacho y una ensalada con atún.

2º ¿Sabes a qué tienda debes ir a comprar? no sirve ir siempre a la misma y quejarse de que siempre venden lo mismo, que las berenjenas están tocadas, los calabacines chuchurríos y la pescadería huele.

         Cambia de sitio ¿no te llega el dinero? pues hay que ahorrar ¿dónde? en el dentista por ejemplo ¿qué tiene que ver el dentista con la comida y el ahorro? El azúcar. Nada de caramelos, nada de bollería, poca pizza y mucho cepillo de dientes. Y, por supuesto, nada de refrescos ni de helados, no ya sólo por las caries, por los azúcares indigestos, los conservantes, aromatizantes y toda una saga de productos que fastidian.

         Fastidiar se escribe con J, pero no queda elegante.

3º Todo producto elaborado, conservado o envasado no es beneficioso para la salud. Si hablamos del bacalao salado, me callo, pero ya sabéis a lo que me refiero. Todo lo que lleve conservantes, acidulantes, saborizantes o cualquier otro producto utilizado que no sea propio del alimento es un veneno en pequeñas dosis que llega a afectarnos por bioacumulación o por reacciones indeseables en nuestro ADN.

4º ¿Que tal un pescado con exceso de grasas o toxinas? Eso te lo vas a encontrar en todas las pescaderías, ellos venden sin preguntar lo que venden, no analizan, no es su misión, si se lo dan etiquetado ha pasado los controles y se puede vender ¿Pero es sano? No, es veneno. Un pescado que alcanza el 30% de grasa no es sano. Un pescado que cuando lo fríes se pone a nadar en grasa y canta por soleares no es sano. Si además lo han criado con pienso al que le añaden etoxiquina te estás cocinando un cáncer.

5º Los fosfatos. Otro que tal baila. ¿Por qué se vende jamón sin fosfatos? Y bastante más caro. Pues porque hay gente que le gusta comprar cosas caras que no compra nadie. Craso error. El fosfato es un bactericida que mata tu flora bacteriana, tu bioma ¿Y eso que es? Pues son los microorganismos que velan por tu salud, los que realizan la digestión y cada vez que les das de comer fosfatos los fastidias, con J, de matar y ¿cómo los repones?

         Hay que tomar yogur, kéfir, chucrut. Ni idea ¿verdad?

         ¡Oh grandes gurús del mundo! ¡Intelectuales intelectualizados! ¡Oh sabedores de todas las cosas! Bajad e iluminarnos: ¿Por qué cojones os gastáis el dinero en Sanidad si es más barato enseñar a comer bien y no estar enfermo? Esta es la política occidental, se puede vender todo incluído el tabaco y el alcohol que pagan impuestos, los azúcares y los refrescos. Pero no se paga a las farmacias porque el gasto es excesivo. Acabo de establecer el paradigma del político inteligente.

         Ya hemos hablado de las caries ¿continuamos con el cáncer? y por qué no de tu gordura que tan fea te hace con esos michelines que bailan al son que caminas. Ya, las dietas, esas dietas tan buenas que te venden los que saben vender, los que saben que las dietas no sirven para nada, pero las continúan vendiendo. TU LES DAS LO MISMO, es tú dinero lo que les interesa, ni tu bienestar, ni tu gordura ni ninguno de los problemas que planteas.

         Nuestro problema es que no sabemos comer, nadie nos enseña porque nuestras abuelas ya no viven, ellas sabían cocinar: olla pocha, cocido de garbanzos, olla pobre, patatas a lo pobre, sopas mallorquinas y cualquier otro plato de la cocina tradicional, de aquí, de allí o acullá. Ya lo dice el refrán: escudero pobre, vasija de plata, olla de cobre.

         Comiendo mejor encontrarás tu salud perdida, rebajarás los michelines y ahorrarás mucho dinero, no sólo en el dentista, también en las tallas de la ropa. Ser gordo no es señal de opulencia, es más bien de enfermo. Deja la comida basura, la comida rápida y los precocinados y obtendrás tu recompensa.

         Pero empieza hoy, mañana tus michelines serán más grandes, tus molestias mayores y tus problemas te parecerán insuperables, bueno quizás no tanto: tres pastillas que venden en la web de fulanito y ya está, pues te equivocas.

         Antiguamente había unos médicos que iban a casa y cobraban por hacerlo. Antiguamente se hubieran podido hacer ricos manteniendo a los enfermos un poco más enfermos. No. Un día de ayuno y tres días de dieta. El que lo necesitaba curaba, y el que no lo necesitaba iba al colegio al día siguiente. Ojo clínico se llamaba.

         19 de Agosto de 2015; Eduardo Casasnovas Susanna.

         

 

   UN CARDIÓLOGO HABLA SOBRE LO QUE REALMENTE CAUSA LA ENFERMEDAD CARDÍACA.  

 

Dr. Dwight Lundell md jue, 01 de marzo 2012.

         Nosotros los médicos con toda nuestra formación, el conocimiento y la autoridad a menudo adquirimos un ego bastante grande que tiende a hacer que sea difícil admitir que estamos equivocados. Así que, aquí está. Admito libremente que me  equivoqué. Como cirujano de corazón con 25 años de experiencia, habiendo realizado más de 5.000 cirugías a corazón abierto, hoy es mi día para enderezar el mal hecho como médico y científico. Aprendí durante muchos años con otros médicos prominentes etiquetados "formadores de opinión". Seminarios de educación bombardeados con la literatura científica que atienden continuamente, nosotros los creadores de opinión insistimos que las enfermedades del corazón son resultado del simple hecho de tener el colesterol elevado. 

         El único tratamiento aceptado es prescribir medicamentos para bajar el colesterol y una dieta que restringe severamente la ingesta de grasas. Esto último, por supuesto, insisto sería reducir el colesterol y las enfermedades del corazón. Las desviaciones de estas recomendaciones fueron consideradas herejía y muy posiblemente podrían resultar mala praxis. 

         ¡Esto no está funcionando! Estas recomendaciones ya no son científicamente o moralmente defendibles. El descubrimiento hace unos años de que la inflamación de la pared arterial es la causa real de la enfermedad cardíaca está llevando poco a poco a un cambio de paradigma en la forma en que se tratan las enfermedades del corazón y otras enfermedades crónicas. Las establecidas desde hace tiempo.

         Las recomendaciones dietéticas han creado las epidemias de obesidad y la diabetes, las consecuencias son que empequeñecen cualquier plaga histórica en términos de mortalidad, sufrimiento humano y las nefastas consecuencias económicas. A pesar del hecho de que el 25% de la población toma estatinas, caras, y a pesar de que hemos reducido el contenido de grasa de nuestra dieta, más estadounidenses morirán este año de enfermedades del corazón que nunca. Las estadísticas de la American Heart Association muestran que 75 millones de estadounidenses sufren actualmente de enfermedades del corazón, 20 millones tienen diabetes y 57 millones tienen prediabetes. 

         Estos trastornos están afectando a las personas más jóvenes y más jóvenes en mayor número cada año. En pocas palabras, sin inflamación presente en el cuerpo, no hay manera de que el colesterol se acumule en la pared del vaso sanguíneo y cause enfermedades del corazón y accidentes cerebrovasculares. Sin la inflamación, el colesterol se movería libremente por todo el cuerpo como la naturaleza pensó. La inflamación la causa el colesterol al ser atrapado. 

         La inflamación no es una complicación, es, sencillamente, la defensa natural del  cuerpo ante un invasor extranjero, tales como bacterias, toxinas o virus. El ciclo de la inflamación es perfecto en la forma en que protege el cuerpo de estos invasores bacterianos y virales. Sin embargo, si nos exponemos crónicamente a las lesiones por toxinas o alimentos que el cuerpo humano no está diseñado para procesar, se produce una condición llamada inflamación crónica. 

         La inflamación crónica es tan dañina como la inflamación aguda es beneficiosa. ¿Qué persona sensata voluntariamente se expondría a sí mismo en repetidas ocasiones a los alimentos u otras sustancias que se sabe que causan lesiones en el cuerpo? Bueno, tal vez los fumadores, pero al menos ellos hicieron esa elección deliberada. El resto de nosotros simplemente hemos seguido la dieta convencional recomendada que sea baja en grasas y alta en grasas poliinsaturadas y carbohidratos, sin saber que están causando daño continuado en nuestros vasos sanguíneos. 

         Esta lesión repetida crea la inflamación crónica que conduce a la enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular, diabetes y obesidad. Repito: La lesión y la inflamación en nuestros vasos sanguíneos está causada por la dieta baja en grasas recomendada durante años por la medicina convencional. 

         ¿Cuáles son los mayores culpables de inflamación crónica? En pocas palabras, son la sobrecarga de hidratos de carbono simples y altamente procesados ​​(azúcar, harina y todos los productos derivados de ellos) y el exceso de consumo de ácidos grasos omega-6 aceites vegetales como la soja, el maíz y el girasol que se encuentra en muchos alimentos procesados. 

         Date un momento para mirar como frotas un cepillo duro en repetidas ocasiones sobre la piel suave hasta que se vuelve muy roja y casi sangrando. Haz esto varias veces al día, todos los días durante cinco años. Si puedes tolerar este doloroso cepillado, tendrás una hemorragia, una zona infectada e hinchada que será peor cada vez que frotes. Esta es una buena manera de visualizar el proceso inflamatorio que podría estar pasando en tu cuerpo ahora mismo. 

         No importa en donde se produce el proceso inflamatorio, externa o internamente, es el mismo. He observado el interior miles y miles de arterias. Una arteria enferma parece como si alguien tomara un pincel y lo frotara varias veces contra su pared. Varias veces al día, todos los días, los alimentos que comemos crean pequeñas lesiones que aumentan cada vez más, causando que el cuerpo responda de forma continua y adecuada contra la inflamación. 

         Mientras saboreamos un tentador pan dulce, nuestros cuerpos responden de manera alarmante como si un extranjero invasor llegara a declarar la guerra. Los alimentos cargados de azúcares y carbohidratos simples, o procesados ​​con aceites omega-6 para alargar la vida útil han sido el pilar de la dieta de los estadounidenses durante seis décadas. Estos alimentos han estado envenenando lentamente a todo el mundo. ¿Por qué comer un sencillo pan dulce crea una cascada de inflamación para hacer enfermarnos?

         Imagínese derramar jarabe en el teclado esto sería una representación visual de lo que ocurre en la célula. Cuando consumimos carbohidratos simples como el azúcar, el azúcar en la sangre se eleva rápidamente. En respuesta, el páncreas segrega insulina, cuyo principal objetivo es conducir el azúcar a cada célula donde se almacena como energía. Si la célula está llena y no necesita glucosa, se rechaza para evitar el azúcar adicional como el jarabe derramado. Cuando las células llenas rechazan el exceso de glucosa se eleva la insulina en sangre y la glucosa se ​​convierte en grasa almacenada. 

         ¿Qué tiene que ver todo esto con la inflamación? El azúcar en la sangre se controla en un rango muy estrecho. Las moléculas de azúcar extra se adhieren a una variedad de proteínas que a su vez dañan la pared del vaso sanguíneo. Esta lesión repetida desencadena la inflamación. Aumentar el nivel de azúcar en sangre varias veces al día, todos los días, es exactamente como pasar un papel de lija por el interior de los vasos sanguíneos delicados. Puede que no lo veo pero está ahí. Lo he visto en más de 5.000 pacientes quirúrgicos que abarcan 25 años y todos compartían un denominador común: la inflamación de las arterias.

         Volvamos al pan dulce. Ese buen aspecto inocente no sólo contiene azúcares, se cuece en uno de los muchos aceites omega-6 como la soja. Patatas fritas se sumergen en aceite de soja; alimentos procesados ​​se fabrican con aceites omega-6 para una vida útil mayor. Mientras que los omega-6 son esenciales - son parte de la membrana celular que controla lo que entra y sale de la célula - deben estar en el equilibrio correcto con los omega-3. El balance por el consumo excesivo de ácidos grasos omega-6 provoca que la membrana celular produzca citoquinas que causan directamente la inflamación. 

         En la principal dieta de los estadounidenses de hoy se ha producido un desequilibrio extremo de estas dos grasas. La relación de desequilibrio varía desde 15: 1 hasta un 30: 1 a favor de omega-6. Eso es una enorme cantidad de citoquinas que causan la inflamación. En la comida de hoy, una proporción de 3: 1 sería óptimo y saludable. Para empeorar las cosas, el exceso de peso que usted está llevando por comer estos alimentos crea sobrecarga en los adipocitos que vierten grandes cantidades de productos químicos pro-inflamatorios que se suman a la lesión causada por tener niveles altos de azúcar en sangre.

         El proceso que se inició con un pan dulce se convierte en un círculo vicioso en el tiempo que crea las enfermedades del corazón, presión arterial alta, diabetes y, finalmente, la enfermedad de Alzheimer, ya que el proceso inflamatorio no ha disminuido. No se puede eludir el hecho de que cuanto más alimentos procesados consumimos, más se dispara el interruptor de la inflamación poco a poco cada día. 

         El cuerpo humano no puede procesar, ni fue diseñado para consumir, alimentos envasados ​​con azúcares y empapados en aceites omega-6. No hay más que una respuesta para calmar la inflamación y es volver a los alimentos más cercanos a su estado natural. Para construir el músculo, comer más proteínas. Elija carbohidratos que son muy complejos, como frutas y verduras coloridas. Reduzca el consumo y eliminar la inflamación-causada por las grasas omega-6 del maíz o del aceite de soja y los alimentos procesados ​​que se hacen con ellas. 

         Una cucharada de aceite de maíz contiene 7280 mg de omega-6; soja contiene 6940 mg. En su lugar, utilice el aceite de oliva o mantequilla de ganado alimentado con pasto. Las grasas animales contienen 20% menos de ácidos grasos omega-6 y son mucho menos propensos a causar inflamación de los aceites supuestamente sanos etiquetados poliinsaturados.

         Olvídese de la "ciencia" que se ha inculcado en la cabeza desde hace décadas. La ciencia de que la grasa saturada por sí sola causa la enfermedad cardíaca es inexistente. La ciencia que la grasa saturada aumenta el colesterol en la sangre también es muy débil. Desde que se sabe que el colesterol no es la causa de la enfermedad cardíaca, la preocupación por la grasa saturada es aún más absurda en la actualidad. 

         La teoría del colesterol llevada a las recomendaciones sin grasa, que a su vez creó los mismos alimentos ahora causa una epidemia de inflamación. La medicina convencional ha cometido un terrible error cuando aconsejó a las personas no comer grasa saturada en favor de los alimentos ricos en grasas omega-6. Ahora tenemos una epidemia de inflamación arterial que conduce a la enfermedad cardíaca y a otros asesinos silenciosos. 

         Lo que puedes hacer es elegir los alimentos integrales de tu abuela y no los de tu madre que compra en la tienda de comestibles con los pasillos llenos de alimentos manufacturados. Mediante la eliminación de alimentos inflamatorios y la adición de los alimentos no elaborados frescos, usted puede revertir años de daño en las arterias y en todo su cuerpo. 

Traducción por Eduardo Casasnovas, 27 de abril de 2015.

 

VOLVEMOS A LOS PRINCIPIOS.

         Ya lo expresé más o menos de forma parecida otra vez: “a pesar de toda mis dudas científicas parece que los nuevos estudios, a medida que se publican, me dan la razón, o mejor dicho afianzan mi confianza en la teoría que he desarrollado con respecto a una serie de enfermedades raras y que, ojalá fuera así, podría ser la clave para el estudio y comprensión de otra suerte de enfermedades que, hoy por hoy, no tienen cura y son desconocidas en cuanto a su desarrollo.

         Según un estudio de la Universidad de Georgia parece ser que productos utilizados en la emulsión de alimentos elaborados, que por otra parte no son necesarios para la vida diaria, destruyen y alteran nuestra biota intestinal especialmente la flora bacteriana. Estoy hablando principalmente del “polisorbato 80” o E433, que tiene una serie variada de nombres: Monooleato de polioxietileno sorbitán, Sorbitán mono-9-octadecenoato de poli, ALKEST TW 80, Tween 80, POE monooleato de sorbitán.

         La flora bacteriana es tan necesaria como que es la que mantiene a raya al resto de comensales de nuestro intestino con las bacteriocinas. Y ¿qué es una bacteriocina os preguntaréis? sencillamente es una sustancia que actúa como un antibiótico y las bacterias lo utilizan como “eliminador” de otros comensales, de forma que mantenemos un equilibrio. Si el E433 se carga a las bacterias nos desequilibra nuestra digestión.

         Cuando nosotros masticamos ya estamos inoculando bacterias, hongos y enzimas que tenemos en la boca, amén de las propias de la comida si esta es cruda y no se ha lavado con agua clorada, cosa muy rara. Tragamos la comida y la hormigonera, el estómago, le da unos cuantos meneos y lo deja pasar al intestino.

         Nuestro intestino es un tubo contenedor de infinidad de organismos que secretan otras enzimas para romper, hidrolizar, las moléculas orgánicas con lo que se forman otra serie de moléculas más pequeñas asimilables por la célula en cuestión a través de su pared, bien sea bacteria, estreptococo u hongo. Algunos restos de esa hidrolización son absorbidos por nuestro intestino a través de las vellosidades intestinales. Esto es conocido como saprotrofia, comensalismo y mutualismo según el autor.

         Qué ocurre si desplazamos el equilibrio. Muy sencillo. Supongamos que la bacteria descompone la materia orgánica en A, que nos sienta muy bien, y deja un residuo que el hongo siguiente lo descompone en C, que también nos sienta muy bien. Tenemos digestiones estupendas y estamos maravillosamente bien.

         Matamos la bacteria, bien sea con emulsionantes, con antibióticos u otro componente.

         Ya no se produce el compuesto A, y a al segundo comensal ya no le llega un residuo para descomponerlo en C. Lo que ocurre es que la bacteria no puede digerir todo y deja pasar parte de la materia orgánica tal cual, que llega al hongo y produce un compuesto C más otro compuesto K, y así sucesivamente la cadena se va rompiendo y tenemos malas digestiones, alergias posteriores y acabamos por no comer según qué cosas. Nos encontramos fenomenalmente mal.

         Estos aditivos son utilizados en una gran diversidad de productos en los que entra la leche o grasas como componente. Me llama poderosamente la atención que se utilice en las leches infantiles, rompen el equilibrio intestinal del bebé y luego le atizamos papillas de cereales.

         Con todo esto acaban de describirme una de las herramientas de la provocación del autismo. Tenía serias dudas en cuanto a la entrada, pero no en cuanto a la forma en que se podría provocar. Al igual que el 88% de los niños que padecen Sensibilidad Química Múltiple han tomado dosis elevadas de antibióticos, se les altera la flora bacteriana (sólo la bacteriana), los niños que toman leche con emulsionantes sufren el mismo problema.

         Vuelvo a insistir: el 85% de lo que atraviesa nuestro intestino esta digerido por nuestra biota intestinal, si nos cargamos la parte bacteriana la desequilibramos y otros microorganismos presentes colonizan partes que no les corresponde. Las digestiones serán más pesadas, empezaremos a rechazar alimentos porque no tenemos bacterias que realicen la función que nosotros no podemos ni estamos biológicamente preparados para desempeñar.

         A ver si ustedes lo entienden: No estamos capacitados para digerir el 100% de los alimentos ingeridos, sólo el 15% y todo aquel que no pueda tomar alimentos variados debe equilibrar su biota intestinal. Esas molestias, alergias a algo, son por comer muy mal, un desastre de equilibrio en la comida.

         La fruta poca en el desayuno y mejor con poca azúcar. Cereales y patata poco o nada. La leche previamente fermentada en casa: yogur, kéfir y queso, la leche se la dejaremos a los nórdicos que están acostumbrados a ella.

         Verduras, legumbres y carne o pescado. Problema: la carne y pescado están altamente contaminados, excesos de grasas o de antibióticos ¿Podemos fiarnos de nuestras autoridades sanitarias? Tengo dudas. Si las autoridades sanitarias eliminaran del mercado todas estas carnes y pescados tendríamos muchísima más salud y algunas enfermedades desaparecerían.

         Otra de las cosas afectadas es el helado ¿quién no toma un helado en verano? Uno al día. ¿Quién no toma margarina para adelgazar? ¿Pastas, galletas, una salsa de tomate o de yogur, una mermelada? Amigo mío, es que no te salvas.

         Y qué hay de lo nuestro, pues se utiliza en los champús, geles, maquillajes, fragancias, humectantes. Es que no nos libramos. Se utiliza hasta en farmacia como en las gotas para los ojos y eso entra directo.

         Copio literal:

“Polisorbato 80 es un excipiente que se utiliza para estabilizar las formulaciones acuosas de medicamentos para la administración parenteral, y se utiliza como un emulsionante en la fabricación del popular antiarrítmico amiodarona.”

         Justo después de la toma de amiodarona se me presento la SQM, a parte de un fuerte ataque al hígado y a la tiroides por lo que me fue retirada inmediatamente y sigo con arritmia y sin medicación. Los datos se van ajustando y mi teoría es cada día más fuerte por los datos que otros científicos están publicando.

Y como se dice en los siguientes párrafos:

“Pasado un tiempo, los expertos descubrieron que los emulsionantes habían alterado la microbiota intestinal convirtiéndolas en bacterias pro-inflamación. Estas nuevas bacterias alteradas podían infiltrarse en la capa de moco denso que recubre el intestino, produciendo entonces bacterias que pueden activar la expresión génica pro-inflamatoria del sistema inmune.”

         Ahora entendéis que vuestras alergias son porque no realizáis una correcta digestión y que, cueste lo que cueste hay que reponer la biota a su estado normal, aunque sea con dolor y con sacrificio y si no lo queréis hacer así que os hagan un trasplante de heces. Dicho queda. Soluciones doy.

         Cuanto antes comáis de todo antes sanaréis, hay alguien que os hace comer sólo lo que le interesa.

         Este polisorbato 80 también se utiliza en vacunas de la gripe en Europa y Canadá. Especialmente dirigido a fibromialgia y fatiga crónica ¿cómo os sienta la vacuna? ¿Sois capaces de responderme? En la página de contacto.

28 de febrero de 2015; Saludos, Eduardo Casasnovas Susanna.

        

 

 

SAQUEMOS CONCLUSIONES: no estamos habituados a comer azúcares de ningún tipo, somos capaces de digerir ciertos alimentos, obtener azúcares y asimilarlos.

Cuidado con el abuso de los azúcares de las frutas, la fructosa pasa al hígado en forma de glucógeno de reserva y sino lo consumes va por vía intestino a colesterol. Por lo tanto comer las frutas en el desayuno y por la mañana.

Copia de un párrafo de Wikipedia: Sin embargo, desde la década de 1980 numerosos estudios han ido asociando las dietas ricas en fructosa a la resistencia a la insulina, la diabetes tipo 2, la obesidad, la gota y elevado colesterol, y triglicéridos. Las causas subyacentes parecen ser el hecho de que la fructosa debe ser metabolizada por el hígado, a diferencia de la glucosa. Según la investigadora Meira Field, todas las células del cuerpo pueden metabolizar glucosa. Sin embargo, toda la fructosa debe ser metabolizada en el hígado. (...) En nuestra investigación, el hígado de las ratas sometidas a una dieta rica en fructosa era semejante al hígado de alcohólicos, veteado de grasa y cirrótico.

Un consejo: olvidaros de las harinas refinadas, pasta, empanada, coca, la terrible ensiamada y todos aquello productos refinados. MUCHO OJO CON EL ARROZ, y precaución con las patatas y la zanahoria cocinada.

Continuará.

 

 

LOS FOSFATOS.

 

         El fósforo muy necesario para la vida está siendo, en sus distintos compuestos químicos, utilizado a nuestro alrededor y de manera continua en nuestra vida cotidiana en detergentes, en el pan, el jamón york, grasas, quesos, limpiadores eliminadores de cal, pasta de dientes y un sinfín de cosas que no podéis imaginaros.

         Como veis está en todas partes y lo tocamos o comemos bastante asiduamente, tanto que ya muchos productos escriben “SIN FOSFATOS” ante la insistencia del consumidor.

         El fosfato tiene dos inconvenientes. El primero al comértelo, es bactericida, no es que se utilice en ese sentido pero sí impide el correcto desarrollo de las bacterias, ello implica que una buena loncha de jamón york con fosfatos para que no pierda agua con pan blanco elevado con fosfatos para que se haga en el momento de la cocción, van a impedir ser digeridos correctamente por las bacterias que no dejan acercar para realizar sus correspondientes funciones digestivas.

         Este pan blanco será pasto de las levaduras del colon produciéndose una gran cantidad de azúcares, y puede que el jamón pase en forma de moléculas tóxicas mal digeridas al torrente sanguíneo.

         El segundo inconveniente es la eutrofización de aguas y terrenos que se riegan con aguas residuales aunque estén tratadas.

         Yo entiendo a los ecologistas y todo lo que se mueve a su alrededor, pero hay que explicar el por qué de las cosas para que la gente entienda lo que puede ocurrir y que tome decisiones lógicas, con base suficientemente científica que es el mayor empujón para utilizar la fuerza de voluntad en una difícil situación o coyuntura: Jamón york sin fosfatos, más caro más calidad de vida versus Jamón york con fosfatos más barato y con menos calidad de vida.

24 de enero de 2015, Eduardo Casasnovas Susanna.

 

OTRAS MANERAS DE COMER.

         Observo cada vez más páginas que ya dicen lo que vengo pregonando hace tiempo. Nada de azúcar, y añado, nada de harinas blancas y poca harina integral, poca, acordaros de Lucy.

         En cuanto a los zumos matinales de frutas y verduras pues que no son buenos, o no son depurativos, o son excesivamente calóricos. Recordar que la fruta tiene un azúcar, la fructosa, que NINGUNA CÉLULA DEL CUERPO es capaz de digerir, por lo que las cinco piezas de fruta es para aquella persona que las quema, no son para un oficinista, con perdón del oficinista.

         Es peor una pizza con cocacola que beber una buena copa de un buen vino, aunque el alcohol sea veneno, luego no quiero decirte lo que es una cazalla, un coñac o un güisqui. No permitáis cenar así a vuestros hijos, cocacola con pizza, existen muchas enfermedades que están provocadas por tan gran cantidad de azúcar, no ya la gordura o la diabetes, enfermedades cardíacas provocadas por el alto contenido en colesterol y por los AZÚCARES ¿los azúcares provocan colesterol?

         Sí, en alguna entrada está, buscadla después de llegar al final, ahora no os distraigáis y continuad con la lectura. ¿Colesterol? Sí, decía que el colesterol estaba en 250 en mi época, hablo de hace nada, 10 años. A alguien se le ocurrió poner el límite en 240 ¿dónde puso ese límite? Pues en las máquinas que realizaban las mediciones. Resultado: aumento de las ventas de estatinas.  

         Perfecto, bajamos el límite a 200 y venderemos estatinas a todo el mundo y así ha sido. Pero los médicos que estudiaron que el colesterol debe estar sobre los 250 ahora admiten, de repente y sin estudios científicos que lo avalen, 200. Vuelvo al médico santanderino que recomendaba las sardinas para eliminar el colesterol cuando todo el resto del colectivo médico mundial las prohibía. Perdone que no me acuerde de su nombre.

         Hoy en día esa práctica se está estudiando eliminar, no dar tanta importancia al colesterol y PROHIBIR LAS ESTATINAS en Europa. Si alguien tiene curiosidad que busque los problemas que generan las estatinas y todos los que tengáis SQM, SFC, EHS o FM las dejaréis automáticamente y entonces os recuerdo: no comer azúcar o harina refinada junto a la ingestión limitada de fruta a sólo en el desayuno os bajará de 50 a 100 puntos el colesterol. Sin anuncios.

         Veo ahora que cuidar nuestra flora bacteriana, que lo propugno desde hace “700.000 años” en que el hombre empieza a cambiar ciertas costumbres y lo niego y critico cuando la humanidad descubre la agricultura, el mayor acontecimiento cultural que hemos logrado y el mayor fracaso de nuestra sanidad, sanidad en cuanto a la propia de nuestro cuerpo.

         Porque voy a preguntaros ¿vuestro médico de cabecera os recomienda algunos tipos de alimentos? ¿os elimina otros? ¿según vuestra personalidad y vuestro trabajo os dice qué comer y qué dejar de comer?

         Comer bien no es fácil hoy en día, el pescado está contaminado y el de piscifactoría, además, tiene hasta 4 veces más grasa de la que debe tener, hasta 30%, y teniendo en cuenta que muchos productos tóxicos se almacenan en las grasas comer esos peces, salmón y bacalao incluidos, es un suicidio a largo plazo.

         ¿Han solicitado a las autoridades noruegas o a las piscifactorías europeas que los peces tengan el mismo espacio que las gallinas y conejos? NO.

         ¿Por qué las autoridades “POLITICAS EUROPEAS” propugnan el cuidado de las aves de corral y conejos con jaulas y sitio amplio? por puros votos, a ellos les trae sin cuidado los conejos y las gallinas ya que se permite la entrada de cualquier huevo, pollo o conejo de países donde esas reglas no se cumplen.

         A mis clientes les cuesta un dineral cambiar las jaulas, ampliar los corrales de las gallinas ponedoras. Las jaulas prohibidas se van a Argentina y nos devuelven los huevos ¿Qué ocurre con esos huevos estresados? Pues que los venden igual que se vendían los huevos estresados de las gallinas españolas ¿Algún problema?

         Sí, nos envían animales con gran cantidad de antibióticos que nos comemos, de eso no dicen nada nuestros “POLÍTICOS EUROPEOS”, ni siquiera nos informan, pero lo hago yo que para eso estoy todavía en el ajo, y os comunico que esas carnes nos fastidian la flora bacteriana. Y ya hemos cerrado el círculo.

         Si comes verduras malo, están contaminadas de herbicidas según los detractores, eso como ingeniero en la materia os diré que es falso, pero vuestras opiniones son tan libres como las mías a pie de mata de tomate todos los días. Pero lo que no dicen los ecologistas es que para las verduras “buenas” se utilizan una serie de productos fitosanitarios, hasta 25 permitidos, que contaminan igual que los otros. Hay dos extremadamente tóxicos, incluidas las abejas, y cancerígenos, aquí no se libra nadie.

         El problema no es el insecticida sino la utilización que tú le des. Si está comprobado en el laboratorio que un producto fitosanitario tiene una vida de 40 días no lo utilices 30 días antes de la recolección. Si yo me doy cuenta echaré esa partida para atrás, pero es que además puede ir directamente a laboratorio y sancionar al productor. Como habéis visto existe un doble control, en los productos ecológicos el control es pasar una vez al año y que digan que su cultivo es ecológico, no necesitan ni se realiza un control de insecticidas antes o durante la recogida ni a lo largo del año, nada de nada.

         ¿Qué producto os ofrece más garantías? ¿por qué los productos ecológicos no tienen gusanos entre las hojas de las lechugas? ¿os acordáis de las coles y alcachofas antiguamente con sus numerosas hojas comidas y sus gusanos verdes danzando libremente entre ellas? Eso sí era ecológico, qué tiempos aquellos en que el tomate recién cogido te hería los labios y el perfume te inundaba las pituitarias. Siento que este orgasmo fitoterapéutico no lo podáis tener. Eso era medicina, eso era lo que decía uno que murió hace tiempo pero todos se acuerdan de él, todos lo nombran pero ninguno hace honor a sus enseñanzas.

         Me alegro que haya algunos que me copien, no necesitan nombrarme, al fin y al cabo yo también aprendí estudiando de otros que sabían más que yo y una de las cosas importantes es añadir sabiduría y conocimiento a esas enseñanzas, perfeccionarlas y moldearlas al tiempo presente. Nadie está completamente equivocado ni nadie tiene toda la razón.

         Yo no voy a daros recetas de lo que debéis comer sino que observéis una manera de comer. Comer de todo es bueno pero comer mucho de poco es malo. Las verduras son malísimas le dice el paladar al cerebro, no tienen azúcar, poca chicha y hay que masticarlas. Este pequeño ejemplo es el que debe imperar en la manera de comer: como regla general todo aquello que es atractivo para el paladar o el cerebro precaución, y si además es bueno para los dos el producto es malo para el cuerpo.

         Tomemos como ejemplo los espaguetis, blancos, hervidos y salteados con un poco de ajo y aceite de oliva. Culinariamente no son nada pero gustan al igual que el pan blanco que ves comer en la cola del súper. ¿Qué ocurre entonces? En la lengua existen unas papilas, en la parte posterior, que detectan el azúcar o lo que se va a convertir en ella, pasta y pan blanco, y pasan la información directamente al cerebro, sin intermediación. Eso es un chute para el sumo regidor que sabe que va a recibir un aporte de azúcar casi de inmediato.

         ¿Cuántos tenistas toman plátano durante los partidos? Antes eran productos azucarados en botella. El cerebro da entonces toda la energía que puede porque la va a sustituir y sino pájara, pregunten a los ciclistas que no tienen tiempo de procesar grasas. El cuerpo gestiona la energía, no los alimentos, en función de sus necesidades y nosotros corríamos detrás de los venados para su caza, de hecho somos el mejor corredor velocidad/tiempo de carrera de la naturaleza.

         Veamos: hay fórmula uno que corre mucho pero dura poco. Hay coches lentos que llegan lejos y hay coches que consumen poco y hacen sus 500 kilómetros, esos somos nosotros.

         Ahora vamos a realizar una prueba de laboratorio: cogemos un producto con la misma cantidad de energía que los espaguetis pero es de alga marina y le ponemos ciclamato para darle un toque dulce de harina cocida. El ciclamato y otros edulcorantes no se procesan en las mismas papilas gustativas que el azúcar por tanto el cerebro no va a saltar por soleare aunque la cantidad de energía, calorías, sea la misma. La respuesta del cuerpo será más lenta y las calorías pasarán al tejido adiposo, michelines.

         Es por tanto importante saber comer, qué comer y cuándo comerlo. Si quieres quemar grasas haz ejercicio antes de comer, una vez quemada el azúcar, glucógeno incluido, el cuerpo tirará de las grasas. Pero si comes tus michelines no se van a reducir, estás a tope de calorías que pasarán directamente a generar energía. Es lo contrario que los deportistas que comen antes porque su peso es el ideal.

         No todo es bueno para ti, ni todo es malo para ti, las costumbres sanas son las que conseguirán que estemos bien y a gusto con nosotros mismos y si tienes que hacer un esfuerzo para adelgazar come 5 veces y date un capricho, un dátil si te gusta, tu cerebro estará pendiente de ese gesto y no te pedirá tanta azúcar en tus comidas porque sabe que no las va a tener y que además no las necesita.

         Os deseo salud y fuerza de voluntad para conseguirla. Proponte metas sencillas: 50 gramos al día, equivalente a medio vaso de vino. 50 gramos por 30 días son1.500 gramos al mes que por 12 meses son 18 KILOS EN UN AÑO, ¿te sobra tanto peso? No todo es tan fácil pero os pongo una ilusión.

6 de febrero de 2015, Eduardo Casasnovas Susanna.

 

        

        

 

 

 

 

 

¿COMER O NO COMER? CEREALES, HE AHÍ LA CUESTIÓN.

 

         Hola, nuevamente. Veo que continúan copiando mis argumentos sobre la manera en que comíamos ancestralmente, algunos de ellos van cambiando su teoría por lo cual me alegro. Las teorías son para cambiar desde luego, sino seguiríamos con las recetas de la abuela que eran mejores que las de ahora. Bueno, todos tenemos derecho a equivocarnos y a rectificar y a mi respecto seré el que más se equivoque pues estudio a la débil luz de la evolución. 

         La evolución no sólo va a marcar cómo somos sino, y además de manera fundamental, vital diría yo, por qué comer o dejar de comer algo lo que implica la asimilación o no de un elemento esencial pero determinado en una cantidad. Ello es fundamental en la evolución de las enfermedades. No sé cuantas, pero muchas enfermedades actuales podrían eliminarse, desaparecer del mundo médico, eliminando productos y alimentos que no son evolutivamente comestibles.

         Si bien admito que la grasa láctea es digestible en aquella proporción de 3,2%, hace 43 años que no recordaba este dato de Lactobacteriología Industrial, debo admitir que la misma grasa con fresones, nata, es indigesta.

         Ya lo dije la primera vez, mi intención es que la gente coma bien y ello es comer de todo un poco, menos cantidad de lo que no estamos acostumbrados a comer. No es una cuestión de crear dietas, ya existen suficientes y ninguna consigue los resultados apetecidos.

         ¿Quiere ello decir que son malas? no, probablemente tienen principios adecuados pero seguro que les falta el ingrediente esencial: el convencimiento de que la dieta va a favorecer a quien la realiza, a sentar bien porque de otra manera abandonas la dieta y vuelves a la situación inicial, a encontrarte mal contigo mismo, lo cual es el principio que debe resolver una dieta: hacer que te encuentres bien, manera en que es más fácil cubrir el objetivo.

         A lo largo de una serie de páginas, ya publicadas en enero, y escritas allá por el 2013, razonaba desde el punto de vista científico el por qué de no comer cereales, en el capítulo “Hace 700.000 años” de mi libro, en el que cuento someramente el transcurrir de la especie humana en el aspecto de las posibilidades de la comida.

         Creo más importante convencer científicamente a la gente de que esto es así, de manera que su voluntad no será tan necesaria para mantener una manera equilibrada de comer y las dietas, si fueran necesarias, serían mucho más llevaderas. Si yo convenzo a las gallinas de que no vuelan no saltarán ventana a bajo, pero lo hacen, todavía creen que pueden volar, es su instinto. Convence a un gordo de lo que puede conseguir y adelgazará.

         Me faltó algo esencial que nadie ha mencionado todavía. La a-amilasa (léase alfa) que es una enzima que poseemos en la boca y su labor es empezar a atacar a los carbohidratos. Y ¿por qué en la boca? Seguramente porque digerir carbohidratos es una labor lenta, muy lenta, de manera que al estar en la boca la enzima actúa a lo largo de todo el tracto intestinal durante horas.

         El carbohidrato es un azúcar muy largo, una suma de azúcares de hasta 300.000 glucosas, y la a-amilasa va rompiendo el carbohidrato en trozos cada vez más pequeños hasta llegar a azúcares simples ya absorbibles por el colon en donde existen una serie de levaduras que acabarán con la rotura de las cadenas de azúcares y transformarlas en glucosa.

         Si nosotros antiguamente hubiéramos comido abundantes carbohidratos, estas alfa-amilasas serían más abundantes, además de tener una ayuda, que la tenemos como algún tipo de bacteria que descompone carbohidratos y realiza algo de la tarea. ¿En qué me baso? En la diferencia de a-amilasa entre los primates. Nosotros poseemos tres veces más el gen AMY1, que es para su síntesis, que cualquier otro primate.

         Pero es más. Los japoneses tienen más AMY1 que nosotros o que aquellas tribus en las que abunda la pesca y la caza, porque comen mucho arroz.

         Pues aquí yo tengo una contradicción. O es malo o no es tan malo comer cereales, porque el arroz también es cereal y la patata tiene almidón, por eso frita es tan buena.

         ¿Sabéis lo que ha ocurrido en Filipinas con el arroz? Os pongo en antecedentes. El arroz no tiene vitamina A, conocida como retinol de retina, que es esencial en la etapa del crecimiento y su ausencia causa ceguera. Unos 500.000 niños se quedan ciegos en el sudeste asiático por culpa de la vitamina A, pero a su vez mueren entre 250.000 y 300.000 niños por comer sólo arroz sin vitamina A. Triste muy triste.

         Dos científicos crearon el arroz transgénico dorado que produce vitamina A y evita la ceguera y el raquitismo de estos niños, al mismo tiempo que su muerte. Bien, un señor de los antitrasgénicos, de una organización como green peace (en minúsculas, las mayúsculas conmigo hay que ganárselas) ni corto ni perezoso destrozó toda una serie de plantaciones de este arroz. Las plantaciones eran para estudio, green peace dijo que no existen plantaciones de estudio ni nunca habían existido. El señor cobra alrededor de 50.000 euros anuales.

         ¿Quiénes son estos señores para decir lo que podemos comer o no? ¿Qué base científica tienen? ¿Cuánto ADN tiene una semilla de arroz que es almidón? Existen toda una serie de incongruencias metafísicas entre lo que dicen y lo que es cierto que sus mentiras caen por su propio peso.

         Ya lo dije en otro artículo, me gusta la ecología pero el grado verde, como el de cabo hay que ganárselo, no todos valéis para ello.

         Empecemos nuevamente. Hace unos pocos millones de años en que los primates que darán lugar a nuestra, ¿o nuestras?, raza se empezaron a separar y por supuesto una de las cosas que cambió fue la alimentación y nuestros antecesores empezaron a comer almidón lo cual aportaba glucosa con lo que nuestro cerebro empezó a crecer y aumentamos paulatinamente nuestra capacidad craneal hasta la actual.

         Qué es el almidón, es la reserva energética de las plantas, posiblemente la molécula más abundante en la naturaleza y por tanto la que más carbono almacena a nivel de la corteza terrestre. Los llamados carbohidratos de los cereales son almidón. Es decir ambos son polisacáridos que es el nombre correcto ya que “hidrato de carbono” proviene de la presentación de una antigua fórmula: Cn(H2O)n, en la que C, carbono, se combina “n” veces con (H2O), agua, lo que parecía decir entonces era “hidrato de carbono” cuando realmente es otro tipo de combinación en la que el Oxígeno, O, y el Hidrógeno, H, participan en la misma proporción.

         El almidón, que está formado por amilosa y amilopectina, es atacado por la a-amilasa y creo recordar una bacteria, algo tumefaciens, que alguien ayude por favor. En las roturas se forma glucosa que una vez absorbida se va al almacén, músculos, hígado y michelines pues nosotros la transformamos en lípidos. Pero el cerebro sólo se puede alimentar de glucosa, no admite glucógeno ni lípidos.

         Aquí es donde interviene la evolución rápida del cerebro demandando azúcares, aumentando la producción de la a-amilasa por parte de las glándulas salivares y del páncreas ¿Y qué ocurre con el resto de nuestro cuerpo?

         El hígado no soporta esta cantidad de glucosa, hígado graso o esteatosis hepática. ¿Y la pelea del páncreas por delimitar los niveles de glúcidos entre ciertos valores?

         Tenemos dos evoluciones dentro de nuestro cuerpo, una cerebral terroríficamente rápida, y otra más lenta del resto de nuestro organismo y este choque es el que nos afecta a la hora de comer. ¿A quién hacemos caso? ¿Al cerebro? Gordura, diabetes y un largo etcétera. ¿Al resto del cuerpo? Extrema delgadez, falta de energía punta y bajadas considerables de glucosa que son también peligrosas.

         Me he metido en un dilema por pertenecer a la raza humana. Tengo un sistema que me dice: COME, y el otro me grita: ESTÁS GORDO. ¿Vais entendiendo el problema? El que hace caso a su cuerpo está en mejores condiciones del que hace caso a su cerebro y, además, lo complicas con los sistemas hormonales y lo distinto que somos el uno del otro.

         Volvamos pues a nuestros cereales, también la patata, bulbos o tubérculos de infinidad de plantas tienen almidón, no, son almidón. Ellos almacenan almidón como reserva para cuando tienen que germinar o brotar en la siguiente estación, o cuando pasa un búfalo y arranca las hojas de la planta. El tubérculo presta su almacén de almidón y la planta rebrota.

         Y nosotros nos comemos todo ese almidón del trigo o de la patata y qué ocurre, que nos atiborramos de glucosa, así de sencillo. El hígado transforma el azúcar en glucógeno para enviarlo a músculos y almacenarlo lo que representa una energía rápida, a veces había que huir. ¿Y qué hacemos con la glucosa sobrante? Pues nos moldeamos a base de michelines. El hígado transforma el resto de glucosa en lípidos, grasas.

         Si viviéramos como antes. Comer y salir corriendo tras una gacela no almacenaríamos grasa, los Masai, pero si nos quedamos en la cueva vienen los primeros seres con michelines, las venus.

         Pregunta: ¿Alguien recuerda cómo son las venus alemanas? Os lo explico. Son unas mujeres con unas tetas inconmensurablemente grandes, que ni con cirugía estética, su abdomen es redondo y sus muslos más propios de otro tipo de animal.

         Hace 40.000 años. Es probable que en aquellas llanuras entre la caza del bisonte europeo y el frío invernal la tribu de humanos se alimentara de los cereales que recogía y con los que hacía tortas al calor de la lumbre, es posible que hubiera avena pues poco después ya se encuentran restos arqueológicos de cerveza.     

         ¿Y qué nos dicen las pinturas rupestres sobre los gráciles cazadores neolíticos? También las fechas son coincidentes. No se encuentran hombres gordos porque deben ir de caza, pero las mujeres se quedan en la cueva a cocinar y a cuidar de la prole, daros cuenta de qué pronto empieza la discriminación de la mujer, os estoy hablando de hace 40.000 años.

         Con todo esto no he llegado a ningún punto concreto, no puedo dilucidar nada, pero puedo suponer. En los gélidos inviernos la alimentación humana se basaba más en las semillas de los prados que recogían, probablemente mujeres y niños, junto a frutos, bulbos, tubérculos y todo lo que les pareciera comestible.

         Todavía no debía haber cultivo, aquellas tribus que emigraron por entonces al continente americano no llevaron las semillas de las llanuras europeas o asiáticas, luego no eran alimentos imprescindibles.

         Pero con esta alimentación se engordaba, el cuerpo almacenaba grasas útiles para el frío y para la reserva de la caza. El cazador era más delgado que la no cazadora.

         Y ¿qué somos nosotros? ¿cazadores o cazadoras? Independientemente del sexo de cada uno el que se mueve quema más y el que no se mueve menos, pues proporcionalmente son tus michelines.

         Elimina el azúcar elaborado de cualquier tipo. Reduce el pan, indudablemente mejor integral porque tiene menos almidón porque no le quitas el peso de la fibra que es buena para el intestino y para nuestras bacterias, incluida la X tumefaciens que no recuerdo.

19 de febrero de 2015; Eduardo Casasnovas Susanna.

 

 

 

 

 

 

LOS PRODUCTOS ECOLOGICOS Y ALIMENTACION ESPECIAL.

 

         Acabo de recibir una petición para solicitar ayuda para subvencionar los productos para los celíacos y se me presenta una duda mental, emocional, técnica, en fin intentaré explicarme. La petición muy bien presentada y muy bien expuesta es la siguiente:

 

 
 
 
 

Eduardo:

Hay una nueva petición que está cogiendo fuerza en Change.org, y creemos que podría interesarte firmarla:

 

 

Gobierno de España: subvencione la compra de alimentos sin gluten para celíacos

 

 

 

   

Lucía Gemma Fernández 
Madrid, España

 

 

 

 

 

 

Firma la petición

 
 

 

 

Hace 40 años, tras varios meses de pruebas médicas y análisis, me diagnosticaron celiaquía. Me convertí en una de las primeras diagnosticadas en el Principado de Asturias, en una época en la que todavía no existía tanta información sobre esta enfermedad. Hoy se calcula que hay unas 500.000 personas en toda España que, como yo y como mis tres hijos, son intolerantes al gluten.

Para los celíacos, nuestra dieta es nuestra medicina: necesitamos acceder a alimentos sin esta proteína para no poner en riesgo nuestra salud. El problema es que estos alimentos tienen un coste prohibitivo, como demuestran los siguientes ejemplos:

  • - Un kilo de harina normal (trigo): 0.60 céntimos de euro; Un kilo de harina sin gluten: 5 euros.
  • - Un kilo de macarrones normales (trigo): 0.70 céntimos de euros; Un kilo de macarrones sin gluten: 5 euros.
  • - Un kilo de galletas normales (trigo): 2.70; Un kilo de galletas sin gluten: 8 euros.

En fin, poco más hay que aclarar. Si queremos tomar productos tan cotidianos como pan, galletas, o un plato de macarrones, tenemos que pagar en algunas ocasiones hasta 10 veces más.

Afortunadamente, mi familia puede permitirse (no sin dificultades presupuestarias) comprar estos alimentos. Pero conozco muchos casos de personas, e incluso de familias enteras, que por motivos económicos se ven obligadas a poner en riesgo su salud porque no pueden acceder a ellos.

Los celíacos no somos ricos, somos hijos, abuelos, hermanos, nietos, primos, tíos, amigos, vecinos, conocidos...incluso podríamos, algún día, ser tú mismo. La enfermedad celíaca no entiende de razas ni condiciones sociales, se instala mediante diagnóstico en nuestras vidas, y desde ese momento nuestra cuenta bancaria será expoliada por la carestía de los productos de los que nos alimentamos.

Por eso le estamos pidiendo al Gobierno español que subvencione o facilite de algún modo la compra de estos alimentos, como ya ocurre en muchos otros países de Europa.

Firma esta petición y ayúdanos a conseguirlo.

   

         Ahora vienen mis disquisiciones conmigo mismo: Como yo afirmo que los cereales no son buenos para el ser humano en general, generan gordura, problemas de hígado y hasta un 30% más de colesterol ¿firmo para que la gente coma más comida basura o me niego y evito el deterioro de su salud?

         Esta petición me recuerda el problema de la gente con raras enfermedades, Sensibilidad Química Múltiple, Fatiga crónica/Fibromialgia y acompañantes. Muchos de ellos, por recomendación médica comen productos “ecológicos” y salen tan caros o más que los productos para los celíacos ¿los subvencionamos también?

         Muchos de los enfermos no pueden salir de casa por lo tanto no tienen trabajo, no tienen ingresos, no pueden comprar su comida apropiada. Pero en muchos casos el Estado les niega todo tipo de ayudas, paro, invalidez o pensión porque estas enfermedades emergentes no están catalogadas como tales. Existe una disposición, existe una anotación en el CIE, pero las enfermedades en sí no se conocen y no son tratadas y en ello se basa la SS para denegarnos todo tipo de derechos reconocidos en la Constitución.

         Si yo pienso que el hidrato de carbono proveniente de los cereales y las patatas, o sea del almidón que es su nombre correcto, ayuda a enfermar a la gente ¿Debo firmar?

         Si un tipo de pastelito se fabrica con malas grasas, harina y gran cantidad de azúcar y el gobierno permite su venta a sabiendas de los problemas que ocasiona ¿Debo dejar de firmar? 

         Echándome mucha tierra encima diré que he comido mal, me he puesto enfermo, seriamente enfermo y desde que cambié mi salud ha mejorado enormemente. Por tanto opino que no es cuestión de subvencionar o no, sino de enseñar a comer bien y ello no quiere decir que yo tenga aquí un recetario de cocina.

         Los garbanzos son buenos, con verduras, mejores, con grasa peores, y no me meto con la carne. El pescado buenísimo, el de piscifactoría y sus antibióticos que llevan malísimos, la etoxiquina veneno, su cantidad de grasa, de 3 a 4 veces el de un pescado de mar o río, muy mala.

         Con todo el respeto, Dª Lucía Gemma Fernández, Madrid, España, es que estamos comiendo mucha porquería que se permite vender y por ello nos ponemos, incluida su familia y lo siento, enfermos. Yo he perdido 15 años de mi vida y ahora lucho para que estas cosas no ocurran, para que otros no caigan en el mismo error que yo, que es sumamente fácil.

         Nuestros antiguos, más antiguos todavía, nunca comieron pan, cereales para quitar el hambre podría ser y malas digestiones debieron pasar. Me gustaría oír a los que saben que el pan genera colesterol.

         Mientras meditaré mis dudas y no prometo nada.

26 de febrero de 2015, Eduardo Casasnovas.

 

 

 

 

HACE 700.000 AÑOS.

 

         Hace 30.000 años el ser humano cometió el primer error en contra de su propia naturaleza. Encontró más comodidad en ser recolector que cazador. Esta decisión trae consigo una revolución cultural que dará lugar a la civilización actual la cual nos ha traído muchas cosas buenas y otras no tanto, sólo estoy hablando en el plano alimenticio que voy a intentar desarrollar a continuación como parte expositiva de mis argumentos hacia muchas enfermedades que padecemos, unas conocidas y otras aún por conocer sus principios.

         Nosotros, nuestros antepasados éramos cazadores y vivíamos de la caza y algunos frutos que se iban encontrando aquí o allá. Podríamos discutir si el hombre era más frugívoro o más carnívoro. Desde mi modesta opinión era más carnívoro sin desdeñar otros frutos que diera la tierra. Dominando el fuego, probablemente desde hace casi un millón de años, toda la proteína de la carne era más digestible incluso la de los propios congéneres pues tenemos buenas pruebas de ello en los huesos humanos hallados en la Sima de los Huesos en Atapuerca, Burgos.

         Sí amigos, sí, éramos muy carnívoros y no despreciábamos la carne de los demás, al fin y al cabo era carne, proteínas, no existía la religión ni los principios morales, no existían los enterramientos y lo que tú no te comías se lo comían otros carnívoros y carroñeros. En pleno invierno, a 15º bajo cero, con dientes de sable y leones merodeando cerca de la cueva no se podía despreciar absolutamente nada.

         Y las proteínas al calor del fuego reaccionan dando azúcares, reacción de Maillard, es una glucosilación o glicación no enzimática de proteínas que lo hablaremos más adelante. Les produce aromas y mayor digestibilidad. Una curiosidad con respecto a esta reacción es el color pardo de la piel de las momias, es la misma reacción y tú ¿te comerías una momia? Esta era gran parte del azúcar que tomábamos junto a la de frutos y bayas silvestres. Por aquel entonces nuestras levaduras intestinales estaban reducidas a una pequeña parte de la longitud del colon ya que además tenemos otras bacterias que pueden realizar parte de esta función.

         Si el ser humano pasaba las estaciones como cualquier otro animal es lógico pensar que comía lo que encontraba en el bosque o en la sabana, pero recordar que vuestra mente está influenciada por el “Paraíso Terrenal” y parece que tenemos que encontrar “manzanas” por doquier, en aquello años no existían las plantaciones de ningún frutal y la mayoría de ellos eran ácidos, pequeños y sin seleccionar. Los frutos de todo tipo se cogían como estaban, maduros o no, de otra forma se los comían los pájaros o las ardillas.

         Todo ese conglomerado mental de plantaciones y cultivos es completamente falso y quizás encontraban una raíz, un bulbo o un tubérculo, algún fruto colgando de los árboles. El tomate es un fruto seco sin apenas agua del desierto de Atacama, hay dudas pero yo me postulo por las zonas desérticas y secas de Los Andes. La prueba más fehaciente la tenemos en el tomate de ramallet de Mallorca. Este tomate es de auténtico secano, tanto que si lo riegas se muere y su olor y sabor es fantástico. El tomate de ramallet se utiliza para el “pa’mb oli”. ¿Nos lo envió Fray Junípero Serra desde Méjico? El desierto de Sonora sería otra posibilidad.

         Los nuevos pobladores de América se están asentando y empiezan a descubrir la patata y el maíz que no nos llegarán hasta hace 500 años. El tomate primero se seleccionó en las islas Caribe y cuando ya estaba bien rojo saltó a Europa.       

         Teniendo en cuenta que hace ya 45 millones de años que llevamos encima nuestras bacterias, hongos, virus, levaduras, y gusanitos y que nos ganan 10 a 1. Sí señores ellos, nuestra biota, son 10 veces más numerosos que nosotros y deben comer y esa comida es fija para ellos y ni nosotros ni ellos digerimos la fibra, nos sirve para el tracto intestinal pero finalmente la expulsamos. No somos un koala que digiere hojas de eucalipto.

         La celulosa es un polisacárido, muchos azúcares unidos, y es la molécula orgánica más abundante de la naturaleza y en la que se retiene mayor cantidad de CO2, gas de efecto invernadero. Pero a pesar de los ecologistas más ecologistas, no la podemos digerir.

         No somos rumiantes especialistas en fibra y otras hierbas. Ni siquiera las termitas digieren la celulosa de la madera que comen, de ello se encargan unas bacterias que poseen en su estómago, al igual que los rumiantes y otros herbívoros. En el aparato digestivo existen microorganismos, muchos  metanógenos, que sí poseen la celulasa y logran romper este polisacárido de manera que forman glucosa y sirve de energía, al mismo tiempo que se libera una inmensa cantidad de gases invernaderos.

         Si el ser humano hubiera practicado más el “herbivorismo” (tome nota la Academia de esta nueva palabra, si existe el herbívoro es porque practica el herbivorismo) seguramente tendríamos vestigios de bacterias descomponedoras de celulosa y no es así por lo que los comedores de solo verde están equivocados en cuanto a que éramos solo herbívoros.

         Fijaros bien: los conejos se comen sus heces nocturnas que son de un color tirando a verde ¿por qué son tan guarros? Pues sencillamente porque la parte final de su intestino descompone fibras produciendo vitaminas que el conejo se las come, sopena de faltarle las vitaminas. Ahora vas y le das un beso en los morros. 

         En cuanto a la ingesta de mucha fruta, dieta frugívora de algunos murciélagos, sabemos que el azúcar de las frutas, verduras y miel es la fructosa que se guarda en el hígado en forma de glucógeno como reserva. Sin embargo la fructosa parece ser la responsable de la diabetes tipo II, del aumento de grasas y también del aumento del colesterol, produciendo un hígado alcohólico y cirrótico en experimentos a base de este azúcar. No señores, los tiros no van por ahí.

         Por todo ello me inclino a creer en una dieta omnívora con predominio de proteína, carnes y pescados, sin despreciar ningún tipo de alimento, pero más adelante os daré una sorpresa porque la naturaleza es sabia y se amolda a nuestras necesidades y el hambre es una de ellas.

         Otro problema muy distinto es que las carnes y pescados de hoy estén contaminados como los pepinos de Alemania, vaya metedura de pata y vaya pérdida económica para nosotros los agricultores. Va un tío, coge un pepino de entre 2 millones, lo analiza porque hay colitis, descubre una Escherichia Coli, le pide el carnet de identidad y dice que es pepino español. Pero no han dicho nada, absolutamente nada de los salmones noruegos envenenados, y sí utilizan un veto para cualquier insecticida que a ellos no les interese o no les guste.

         Somos lo que somos porque nos vamos reinfectando casi diariamente pero de nuestro propio entorno y de los que nos rodean. Cuando dos personas se dan un beso en la boca con intercambio de saliva, sus poblaciones microbióticas se igualan pues llegamos a intercambiar hasta 80 millones de bacterias y otros acompañantes. El beso en la boca es lo más sano que hay para mantener una población equilibrada y, por algún mecanismo del ADN, muchos animales tribales practican el beso en la boca o juegos similares.

         Una persona de clausura puede estar tan alejada de nuestra microbiología imperante que podría enfermar al entrar en contacto con alguien del exterior que fuera a verla. ¿Sería el motivo por el que se prohibían las visitas? Debería averiguar si existía alta mortandad entre estas poblaciones, o si existen escritos de epidemias en algún convento.

         Carecemos de una flora especialista en digerir esa fibra, de hecho los veganos tienen serios problemas en reponer ciertas vitaminas o aminoácidos. Claro que puedes recurrir al herbolario de la esquina y comprar cinc con vitaminas B6 y B12, y comer nueces en verano y melón en invierno, tomate todo el año al igual que la lechuga. ¿No pensáis que en aquellos tiempos no había compra? Las estaciones eran rigurosas y estrictas, no se conoce el maíz ni la patata, no existe ningún cultivo de nada.

         Cuando se estudia odontología se dice: ¿Qué falta un colmillo? Búscalo porque no puede faltar, pueden haber hasta dos en vez de uno, pero faltar nunca, sin embargo muelas sí pueden faltar, las que trituran los vegetales.

         Nuestra tribu salía de sus moradas, de entre las rocas o zonas protegidas, y se iba a comer lo que encontraba que era poco, otros herbívoros ya habían pasado por ahí antes y los recolectores cogían lo que podían y se lo comían, los cazadores seguían a las piezas hasta darles muerte. Esa pieza había que llevársela antes de que llegara otro depredador y se entablara una pelea innecesaria y costosa en vidas para los nuestros. Una mala herida solía ser fatal, todavía no hay políticos inaugurando hospitales.

       La tribu seguía a las manadas de herbívoros como cualquier depredador y comíamos carne fresca y descompuesta con sus tripas y sus bacterias, toda su biota que hacíamos parte de la nuestra hasta que descubrimos cómo manejar, encender y mantener el fuego. Y para mantener el fuego se empezaron a realizar asentamientos de corta estancia, primero algunos días y posteriormente algún mes, finalmente nos estableceríamos por temporadas, lo que conocemos ahora como estación. ¿Hace 700.000 años? Probablemente.

         El fuego alejaba las fieras y finalmente se llevó a los espíritus. Su llama dibujaba en las paredes de las cuevas con movimientos imperfectos, mantenía la estancia caliente y nuestros antepasados tomaron posesión de sus moradas a lo largo de los territorios de caza y en ese momento y lugar es más factible almacenar comida, grano, nueces, diversas frutas o raíces que se consumen oportunamente. Los viejos, con 40 años, se van quedando sin dientes y machacan la cebada para tener un aporte extra de nutrientes.

         La cebada la machacó un individuo en un hueco de piedra y después de comer un poco se olvidó de ella, se fue a cazar o a recolectar durante unos días. Al volver encontró que la lluvia había mojado su harina y que el sabor había cambiado, el líquido era distinto al agua y se podía beber. La tribu empezó a recolectar cebada y quizás el sobrante lo repartió sobre el terreno, imitando a la naturaleza. Hace ya 30.000 años de lo que os estoy hablando, los primeros vestigios de cebada machacada que pudieron dar lugar a las primeras cervezas, los restos de frutas goteaban zumo y acabaron fermentando en los huecos de las losas de la cueva.

         La Biblia es un cuenta cuentos muy bien estructurado, pero no fue Noé quien inventó el vino. El vino es muy anterior a Noé pero la cogorza no se la quitó nadie, bueno sí, el diluvio universal. Os cuento un relato: el Bósforo podría ser que no existiera en aquellos tiempos y por algún movimiento sísmico o sindicalista, que luego llamaron terremoto, se abrió y el mar mediterráneo lo engulló todo. ¿Cierto? hay una tesis en estudio sobre ello. Pero vivió Noé ese momento geológico ¿Puede entonces que exista el Arca de Noé? Lo dudo pero hay gente que se sigue gastando dinero en buscarla.

         Se fueron. Iban de caza a otro de sus territorios. Al volver en la temporada siguiente encontraron que había más cebada que antes. Sin darnos cuenta empezamos los cultivos, la recolección y el asentamiento. Los cazadores llevan ayudantes que recolectan grano de otros sitios para sembrarlo en sus zonas agrícolas.

         Señores estamos realizando las primeras selecciones de semillas, las más gordas, los frutos más dulces, los más grandes, los que aguantan mejor la sequía y todavía faltan 30.000 años para que vengan los ecologistas y otros parecidos a decir que no podemos seleccionar ahora ciertos alimentos. Qué su ADN pasará a nosotros y ¿por qué no pasó hace 500.000 o más concretamente hace 30.000 años? porque no es posible, el ADN sufre una descomposición proteica en la digestión al igual que el ADN de las alitas de pollo, a mí no me salen plumas, pero quizás alguno tiene orejas de soplillo y ¡zas! ya tenemos el cruce y la característica mayor entre los dos es que ninguno vuela. Son chistes malos pero es que me lo ponen a huevo.

         Hacen falta ecologistas pero al igual que en la política, si te engañan dejas de creer en ellos. Yo defiendo la ecología y hoy por hoy no existe mejor energía eléctrica que la producida por centrales nucleares. ¿Habéis visto los bosques de donde se extrae el petróleo o el carbón? No hay nada, está arrasado. El miedo a la central nuclear es la misma que al Ébola, es el desconocimiento propio que tenemos todos. Seamos serios, estemos encima de las nucleares, pero también del salmón de piscifactoría que podría ser causante de mayor contaminación que una central nuclear y con más intoxicados o personas con cáncer. Seamos serios.

         Cuando defecan las semillas crecen y dan lugar a un arbolito, que sí podría ser un manzano, y aprendimos a cultivar y como los árboles no se mueven ni tampoco las cosechas formamos campamentos estables de invierno y primavera junto a ríos, y campamentos de verano y otoño en laderas y montañas. Y en otoño se bajaba con frutos, caza y semillas que se sembraban en otoño y se recogían justo antes de volver a la montaña. Y el invierno se pasaba comiendo frutos secos con alguna caza. Así transcurrieron unos muchos miles de años.

         Los nórdicos se alimentaban de leche y seguían a sus rebaños, los nórdicos es la única raza que no pierde los fermentos de la caseína en la vida, el resto de humanos sí los perdemos. ¿Quiere decir que somos distintos? no, sencillamente no han dejado de tomar leche y no pierden las enzimas que digieren las proteínas de la leche, se han adaptado en poco tiempo, sólo 7.500 años y como las oleadas de emigración al nuevo continente pasaron por ahí, si no se llevaron la costumbre es que partieron antes y estos, los nórdicos se quedaron.

         El yogur es un invento africano que se fue distribuyendo a lo largo del Mundo en nuestras sucesivas oleadas de emigración. Pero ellas, las africanas, son más rápidas. Ordeñan directamente sobre una calabaza que tiene medio ácido, se la colocan en la cabeza y con el meneo y el calor cuando llegan a casa ya tienen el yogur ¿Ingenioso verdad? Había que guardar la leche y qué mejor manera que tenerla como yogur que dura más días. En África no había neveras.

         El ser humano tiene la capacidad de inventar y la de observación y cuando ocurre una casualidad un buen observador, capaz e inteligente se aprovecha de ella en beneficio de la comunidad: el yogur, las semillas, mantener el fuego, la lanza, las pinturas.

         Nuestra biota, la parte microscópica de nuestro organismo, no está acostumbrada al grano, a la harina, a comer la misma fruta todos los días, azúcares y especialmente fructosa. Estos microorganismos son especialistas en lo suyo y cada uno en su parte de lo que comemos. La biota que tenemos que digiera los hidratos de carbono está muy restringida por la biota bacteriana y es que es una de sus funciones, controlar las levaduras y sus molestas fermentaciones alcohólicas y de gases.

         Hemos pasado de comer hidratos de carbono integrales aleatoriamente a cultivarlos y comerlos a diario y refinados. Tenemos complejas reacciones en el colon con fermentaciones y gases, retortijones e hinchazón. Pregunta de un ignorante ¿Pueden ser estos gases motivo de los divertículos? Cuando el colon se te dilata una y otra vez acaba por perder su elasticidad y ya no vuelve a recuperar su forma habitual, se forman divertículos y en ellos se deposita porquería que nunca va a salir. Entre la porquería y el colon nos aguarda una ingrata pasajera.

         Acabamos de iniciar un proceso de adaptación que hoy todavía está en marcha. Hemos empezado a desplazar en un sentido nuestra biota favoreciendo a levaduras contra bacterias, que siempre fueron las dominadoras y las que precisamente controlan a las levaduras para que no se vuelvan invasivas. Simultáneamente nos cargamos muchas de nuestras bacterias con los antibióticos y muchas mujeres ya solicitan simultaneamente un fungicida vaginal.

         El pan no es un alimento generalizado entre griegos o romanos. El pan era un lujo y no se daba de comer a los presos o galeotes como nos mal enseñan las películas. Parece probable que en la prehistoria en que nos encontramos ahora, 15.000 años, existieran panes de frutos secos, nueces, bellotas o castañas con maíz como el pan de Las Cinco Naciones, los iroqueses americanos, triturados de una manera basta y mezclados con agua. Finalmente se cocían pero por acercamiento al fuego, el horno es más tardío. Pero estos asentamientos amerindios son de hace dos mil años nada más.

         Pero ¿se llevaron trigo, cebada o centeno? No, luego si no llevaron semillas es que seguían a los rebaños migratorios y puede que comieran algo de grano, como el maíz que encontraron y que seleccionaron según la tribu y se fueron llevando América abajo, hasta los Andes, un recorrido de ¿10.000 años, 15.000 años?

         Siguieron al bisonte europeo y se socializaron a su alrededor, formaron rebaños de alpahacas con su lana incluida. Vuelvo a preguntaros: si hubiéramos sido vegetarianos y comedores de grano ¿por qué no se emigró con la simiente al nuevo continente? Nadie tiene respuesta ¿verdad? sencillamente porque no nos los comíamos como alimento principal. Era un recurso en épocas de hambre, cierto, cuando el bisonte no aparecía, los renos o el caribú.

         El fermento es un invento, casualidad, de los egipcios en el que existe un culto al pan y se utiliza como moneda de cambio, pero ya estamos hablando de hace 5.000 años y para nuestra biota eso es ayer. Los pueblos germanos podrían ser los mayores divulgadores de la cultura del pan en Europa y el entorno asiático en el que se movieron. Allí disponían de grandes llanuras en las que crecían los cereales sin necesidad de cultivarlos y sus grandes migraciones en épocas griegas y romanas facilitaron la difusión del pan y sus semillas.

         Cuando hay hambre no hay pan duro. Nuestros cavernícolas debieron machacar la cebada, por los vestigios encontrados, y mezclarla con agua y luego calentarla a la lumbre más para secarla que para cocinarla. Era una torta plana sin más, el llamado pan ácimo. No utilizaban fermentos, no se conocían, y es muy probable que por alguna circunstancia estas masas se infectaran, fermentaran y se obtuvieran las primeras cervezas y los primeros panes fermentados. La levadura de ambos es la misma y la del vino.

         Hoy en día empezamos comiendo pan, almorzando azúcar con café o con refrescos, comemos pasta y cenamos bocadillos y hasta pan blanquísimo sin corteza, cortado y envasado. Hacemos ensaladas con maíz y en Navidad comemos turrón y que no falten los bombones, los caramelos y golosinas que además llevan una capa de azúcar recubriéndolos. Empanadas, cocas, panetones, galletas con grasas o azucaradas ¿quién da más? Sí, me olvidaba de las pizzas, espaguetis, canelones, lasaña, arroz tres delicias, la paella o el “beneficioso arroz blanco” un poquito pasado y con aceite de oliva para los malestares del intestino después de tomar antibióticos.

         Durante la toma de antibióticos, cuatro horas más tarde para que el antibiótico no lo mate, te tomas un yogur, un kéfir y un probiótico. ¿Qué es un probiótico? Un repoblador de bacterias en nuestro intestino sencillamente.

         Todo este tipo de comida genera colesterol, diabetes, grasa y seguidamente enfermedades que se podrían evitar en gran medida. Las enfermedades son serias, os doy la lista de las que podrían estar incluidas en esta teoría mía:

Sensibilidad Química Múltiple.

Fatiga crónica.

Electrosensibilidad.

Fibromialgia.

Psoriasis.

Síndrome de la Guerra del Golfo.

Alzheimer.

Autismo.

Esclerosis central y lateral.

         Yo me curé de las tres primeras. Falta saber si es cierto todo lo que explico, apoyado en estudios médicos y científicos, o ha sido una mera casualidad. Quizás algún médico o científico quiera estudiar e investigar lo que yo voy a ir dejando escrito aquí.

        Supongo que mucha gente sonreirá al leer estas líneas, pero todavía las mujeres arrastran la amenorrea y ¿qué es eso?: La amenorrea es la ausencia de la menstruación. La menstruación se interrumpe, en lo que a mí me interesa, por una falta de alimentos con lo cual el cuerpo no ovula para evitar el embarazo y no tener que alimentar otro animalito, y perdón que lo llame así porque quiero incidir en que esta faculta de la mujer le viene de lejos de hace 1 millón de años, o dos millones de años, me da lo mismo quiero que os quedéis con la figura. Aquí podríamos poner a las extremadamente delgadas.

 

         Pero existe otra amenorrea patológica en cuyo caso no es un diagnóstico, es un síntoma de una enfermedad en la que se incluyen las neuroendocrinas, neuro y hormona. Cuántas mujeres que tenéis SQM padecéis este problema y hasta es posible que sea no sea continuo. Ya lo hablaremos más adelante. 

18 de enero de 2015, Eduardo Casasnovas Susanna.

Proseguirá.