MEDICAMENTOS

         La complejidad de la medicación.

         Podría haber elegido cualquier otra medicina como ejemplo pero esta me ha parecido estupenda por su complejidad, por la carga de responsabilidad que se transfiere a un enfermo crónico y complejo que, en el mejor de los casos, será incapaz de leer, entender y comprender el prospecto. Otro asunto todavía más peliagudo es saber si el enfermo en cuestión entiende lo que le dice el médico.

(Pongo entre comillas y resaltado lo que copio del prospecto).

         Empiezo, el medicamento en cuestión es la “asenapina”

         “La asenapina se usa para tratar los síntomas de la esquizofrenia (una enfermedad mental que provoca una alteración de los pensamientos o pensamientos fuera de lo común, pérdida de interés en la vida y emociones intensas o inapropiadas). La asenapina se usa solo o en combinación con otros medicamentos para tratar o prevenir episodios de manía (estado de ánimo anormalmente excitado y frenético) o manía mixta (estado de ánimo anormalmente excitado y frenético, y síntomas de depresión) en adultos y niños 10 años de edad y mayores con trastorno bipolar I (trastorno maníaco-depresivo; una enfermedad que provoca episodios de manía, episodios de depresión y otros estados de ánimo anormales).”

Quiero destacar “una alteración de los pensamientos; estado de ánimo anormalmente excitado y frenético y síntomas de depresión; trastorno maníaco-depresivo.” Luego expondré por qué.

“¿Cómo se debe usar este medicamento?”

“Tome la asenapina aproximadamente a la misma hora todos los días.” Bueno es algo que quizás recuerde el enfermo en esas condiciones.

 “Siga atentamente las instrucciones del medicamento recetado y pídales a su médico o a su farmacéutico que le expliquen cualquier cosa que no entienda.” Hola doctor, le llamo por teléfono porque no recuerdo lo que me ha dicho usted de la asenapina. Sí soy yo, de verdad, el que le grita cuando va a la visita y al que tienen que atar a la camilla. Ese mismo. Véase la transformación que sufre una persona al tener que leer el prospecto.

“Tome la asenapina según lo indicado. No aumente ni disminuya la dosis, ni la tome con más frecuencia que la indicada por su médico.

No saque las tabletas sublinguales de asenapina del envase hasta el momento de tomarlas y asegúrese de tener las manos secas cuando manipule las tabletas. Cuando esté listo para tomar una tableta, siga las instrucciones del envase para sacar la tableta de la caja sin empujar la tableta a través del paquete de pastillas o romper la tableta. Después de sacar la tableta, colóquela debajo de la lengua y espere que se disuelva. No trague, parta, mastique ni triture la tableta. No coma ni beba nada durante 10 minutos después de que la tableta se disuelva.”

¿Cómo dice?...

“¿Cuáles son las precauciones especiales que debo seguir?

Antes de tomar asenapina,

dígales a su médico y a su farmacéutico si es alérgico a la asenapina, a algún otro medicamento o a alguno de los ingredientes de las tabletas sublinguales de asenapina. Pídale a su farmacéutico una lista de los ingredientes.”

Y usted va y sabe si es o no alérgico porque es usted un toxicólogo de primera, anda yaaaaaaaa.

“…dígales a su médico y a su farmacéutico qué otros medicamentos con y sin receta, vitaminas, suplementos nutricionales y productos herbarios está tomando o planea tomar. No olvide mencionar ninguno de los siguientes: ciertos antibióticos, como gatifloxacina (Tequin) (no se vende en los EE. UU.) y moxifloxacina (Avelox); antidepresivos; incluyendo clomipramina (Anafranil), duloxetina (Cymbalta), fluvoxamina (Luvox) y paroxetina (Paxil, Pexeva); ; antihistamínicos; dextrometorfano (en Delsym, en Mucinex); ipratropio; medicamentos para la ansiedad y la presión arterial alta; determinados medicamentos para tratar los latidos cardíacos irregulares, como amiodarona (Cordarone, Pacerone), procainamida, quinidina y sotalol (Betapace, Sorine); medicamentos para el glaucoma, enfermedad inflamatoria intestinal, enfermedad de movimiento, la miastenia gravis, enfermedad de Parkinson, las úlceras o problemas urinarios; medicamentos para tratar una enfermedad mental, como clorpromazina, tioridazina y ziprasidona (Geodon); medicamentos para las convulsiones; sedantes; píldoras para dormir; y tranquilizantes.”

Perdone ¿estoy loco o en un país de locos?

Para finalizar la recomendación inicial que dice:

“Advertencia:

Uso en adultos mayores:

Los estudios han demostrado que los antipsicóticos (medicamentos para la enfermedad mental), como la asenapina, suponen mayor riesgo de muerte durante el tratamiento para los adultos mayores con demencia (un trastorno del cerebro que afecta la capacidad para recordar, pensar con claridad, comunicarse y realizar actividades cotidianas, y que puede causar alteraciones del estado de ánimo y la personalidad). Los adultos mayores con demencia también tienen una mayor posibilidad de sufrir una apoplejía o una mini apoplejía durante el tratamiento.”

Como veis el prospecto es inútil para este tipo de personas pero se defenderán diciendo que lo han editado y advertido. Sin más comentarios.

“¿Cuáles son los efectos secundarios que podría provocar este medicamento?

La asenapina puede provocar efectos secundarios. Avísele a su médico si alguno de estos síntomas es intenso o no desaparece:

  • sequedad en la boca
  • dolor de estómago
  • estreñimiento
  • vómitos
  • acidez
  • aumento del apetito
  • aumento de la cantidad de saliva en la boca
  • cambios en el del sabor
  • dolor de dientes
  • aumento de peso
  • pérdida de la sensibilidad en los labios o en la boca
  • mareos, sensación de inestabilidad, o dificultad para mantener el equilibrio
  • cansancio excesivo
  • intranquilidad o el impulso constante para mantener en movimiento
  • irritabilidad
  • ansiedad
  • depresión
  • dificultad para dormir o para permanecer dormido
  • dolor en las articulaciones, en los brazos o en las piernas

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si presenta alguno de estos síntomas o de los mencionados en las secciones ADVERTENCIA IMPORTANTE o PRECAUCIONES ESPECIALES, llame a su médico de inmediato o obtener tratamiento médico de emergencia:

  • urticaria
  • sarpullido
  • picazón
  • dificultad para tragar o respirar
  • hinchazón de la cara, la garganta, la lengua, los labios, los ojos, las manos, los pies, los tobillos o las pantorrillas
  • ronquera
  • sibilancia
  • fiebre
  • fiebre
  • rigidez muscular o dolor
  • espasmo o contracción de los músculos del cuello
  • confusión
  • latidos cardíacos rápidos o irregulares
  • sudoración
  • movimientos incontrolables de los brazos, de las piernas, de la cara, boca, lengua, mandíbula, los labios o las mejillas
  • caerse
  • convulsiones
  • dolor de garganta, escalofríos,, tos y otros signos de infección
  • color rojo o marrón orina de color

La asenapina puede provocar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inusual mientras toma este medicamento.”

         Después de todo esto se llama eliminar la responsabilidad y transferirla al enfermo, nosotros. Hay otros medicamentos por todos conocidos, además de este, que nos recetan para calmar nuestras “locuras, malos modos y depresiones.”

Eduardo Casasnovas Susanna, el cultivador de lechugas.

Palma de Mallorca; 30 de Marzo de 2018